EmanuelAdmin

escuchanos


Pasos Fáciles para Hacer Del Matrimonio una Prioridad

Por Jolene Engle

A veces la vida simplemente se vuelve muy ocupada, ¿no es así? Y con ese ajetreo es tan fácil perder el sitio de nuestra relación matrimonial. Por supuesto, cuando yo estaba saliendo y recién casada con mi esposo, hacer de nuestra relación una prioridad era mucho esfuerzo. Pero a veces la vida matrimonial puede llegar a ser un poco abrumadora con listas de tareas, responsabilidades, y por no hablar de las áreas de nuestra vida que son simplemente difíciles de tratar.

A lo largo de mis 15 años de matrimonio, compuesto por la crianza y entrenamiento de mis hijos, soportando persecuciones de la familia, viviendo a través de las tormentas de salud y financieras, y estar involucrada en el ministerio, tenía que aprender a priorizar mi relación terrenal número uno.

Estas son algunas maneras que mantengo mi matrimonio una prioridad. Quizás lo que voy a compartir aquí te servirá!

4 Pasos Sencillos para hacer Del Matrimonio una Prioridad

1. Manténgase Conectada a Su fuente de Fortaleza, Gozo, Amor, Paz y Esperanza.

Tengo que asegurarme de que mi relación con Jesucristo este floreciente. Estar conectada a la Vid me ha nutrido espiritualmente y cuando estoy prosperando en un sentido espiritual, todas mis otras relaciones se beneficiarán como resultado de esta búsqueda. Así que lucho duro y me hago intencional sobre la protección de esta relación a toda costa. En última instancia, cuando paso más tiempo con Jesús, mi matrimonio se beneficia como resultado de esto.

Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el sarmiento no puede dar fruto por sí mismo si no permanece en la vid, así tampoco vosotros si no permanecéis en mí. – Juan 15: 4

2. Tenga la Palabra de Dios Como Su Guía Para la Vida.

Siendo que yo no tuve una educación cristiana, cuando era recién casada desesperadamente quería seguir al Señor en mi matrimonio. Aprendí rápidamente que en el libro de Tito, capítulo 2:3-5, había un plan escrito sólo para mí (y usted) sobre la forma de hacer esto.

A las ancianas, enséñales que sean reverentes en su conducta, y no calumniadoras ni adictas al mucho vino. Deben enseñar lo bueno y aconsejar a las jóvenes a amar a sus esposos y a sus hijos, a ser sensatas y puras, cuidadosas del hogar, bondadosas y sumisas a sus esposos, para que no se hable mal de la palabra de Dios. (NVI)

Así que he seguido este camino. Puesto que la Palabra de Dios menciona amar a su marido antes que amar a sus hijos, ¿no había un indicador de que mi relación de pareja no se debía colocar en un segundo plano de mi vida cuando mis hijos entraron en el mundo. Yo sabía que mi relación con mi marido era algo de gran importancia a los ojos de Dios, por lo tanto, traté de darle prioridad.

3. Estudie A Su Marido.

Descubra lo que hace motiva a su hombre. ¿Qué es lo que usted hace que le haga sentirse amado y respetado por usted? ¿Cuál es su lenguaje de amor? Una vez que sepa estas cosas, entonces tenga la intención de recurrir a ellos y luego tome tiempo y esfuerzo para verter sobre su hombre.

4. Solo Diga No.

Me encuentro a mí misma diciendo no a los demás a menudo. No es porque yo quiera ser mala o excluyente hacia los demás, es sólo que si digo que sí a los demás, yo también digo que no a otra cosa, que suele ser mi esposo o mi familia. Decir sí a demasiadas peticiones lo más probable causará que sea fuera de la voluntad de Dios porque mi vida no va a estar en el orden correcto y bíblico. En última instancia, he aprendido a no sentirme culpable por decir no, porque sé que mi razonamiento para decirlo es de tal manera que mi matrimonio será una prioridad. En pocas palabras: la razón por hacer que mi matrimonio sea una prioridad es para que la Palabra de Dios no sea blasfemada. Tito 2:5.

¿Cómo hacer de su matrimonio una prioridad? Me encantaría conocer su opinión. Por favor, comparta en la sección de comentarios.

 

ÉL ME DIO UNA LECCIÓN

La obra de Dios solo puede ser realizada por el poder de Dios. La Iglesia es un organismo espiritual que pelea batallas espirituales y solo el poder espiritual puede hacer que funcione según Dios ordenó.

La clave no es el dinero, la organización, la inteligencia o la educación. ¿Estamos tú y yo viendo los resultados que Pedro vio? ¿Estamos trayendo miles de hombres y mujeres a Cristo del modo que lo hizo él? De no ser así, es necesario que volvamos a la fuente de poder que tenia él. No importa cuál sea la sociedad o la cultura, la ciudad o el pueblo, a Dios nunca le ha faltado el poder para obrar a través de personas disponibles para que su nombre sea glorificado.

Cuando nos volvamos a Dios con sinceridad, descubriremos que Su iglesia siempre avanza, no retrocede. Nunca podremos retroceder y acomodarnos a lo que el mundo quiere o espera de nosotros. Nuestra postura debe permanecer militante, agresiva y audaz.

Esto es lo que caracterizaba al general William Booth y al Ejército de Salvación en sus comienzos al invadir los barrios bajos de Londres. También caracterizaba a los esfuerzos misioneros como el de Hudson Taylor en China y a los que experimentaron avivamiento durante el tiempo de la expansión de los Estados Unidos hacia el oeste, quienes comunicaban la verdad en amor y sin temor.

En la conocida historia de David y Goliat, hay un momento maravilloso cuando el gigante se molesta al ver a su joven oponente: “¿Soy yo perro, para que vengas a mí con palos?”, rugió él (1 Samuel 17:43). Goliat se sintió genuinamente insultado. “Ven a mí, y daré tu carne a las aves del cielo y a las bestias del campo” (Versículo 44).

¿Acaso se inmutó David? ¿Optó por una retirada estratégica detrás de algún árbol o peñasco, con la intención de ganar un poco de tiempo?

¡De ninguna manera!

“Y aconteció que cuando el filisteo se levantó y echó a andar para ir al encuentro de David, David se dio prisa, y corrió a la línea de batalla contra el filisteo.” (Versículo 48).

Esa es la imagen de lo que Dios quiere para nosotros hoy: ¡Que corramos hacia la lucha!

Las armas de David eran ridículas: una honda y cinco piedras lisas. No importaba. Y Dios todavía sigue utilizando herramientas tontas en manos de personas débiles para construir Su reino. Con el respaldo de la oración y Su poder, podemos lograr lo impensable.

NO HAY PROBLEMA QUE ÉL NO PUEDA ARREGLAR

In En Marcos 9, un padre consternado llevó a su hijo endemoniado a los discípulos de Jesús buscando liberación. Este muchacho no era simplemente problemático o rebelde, estaba lleno de espíritus malignos que controlaban sus acciones. Este pobre muchacho era considerado un caso imposible, era sordo y mudo, así que solo balbuceaba sonidos guturales. Su padre tenía que sostenerlo continuamente, porque los demonios, constantemente, trataban de tirarlo al río más cercano, a un lago o en el fuego. Era un trabajo de tiempo completo evitar que su hijo se matara y debe haber destrozado el corazón de ese padre.

Ahora, mientras el padre estaba ante los discípulos, Satanás comenzó a manifestarse en el muchacho. Comenzó a botar espuma por la boca y a rodar en la tierra, contorsionándose y dando vueltas violentamente. Las escrituras nos dicen que los discípulos oraron por él, quizás por largo tiempo, pero nada sucedió. Pronto los incrédulos escribas los rodearon preguntando: “¿Por qué no es sanado el muchacho? ¿Es este caso muy difícil para su Señor? ¿Es el diablo más poderoso en esta clase de situación?”

¡Pero entonces Jesús entró en escena! El padre dijo: “Traje a mi hijo a tus discípulos, pero no pudieron sanarle. Es un caso imposible”. Jesús respondió simplemente: “…Si puedes creer, al que cree todo le es posible.” (Marcos 9:23). Cristo le estaba diciendo a todos los presentes: “¿Crees que puedo manejar toda situación excepto aquellas bajo el control del diablo? Te digo, no existe problema, ni circunstancia imposible que Yo no pueda arreglar.”

Entonces, con solo una sola palabra, Jesús hizo lo imposible realidad: “…reprendió al espíritu inmundo, diciéndole: Espíritu mudo y sordo, yo te mando, sal de él, y no entres más en él.” (Versículo 25). En ese momento, el muchacho cayó a tierra como muerto. Pero, las Escrituras dicen que: “Jesús, tomándole de la mano, le enderezó; y se levantó.” (Versículo 27).

¿Te puedes imaginar el gozo en esta escena? ¡Aquel muchacho sano y libre debe haber corrido a su padre a abrazarlo y el corazón del padre debe haber saltado de gozo! Dios lo había arreglado todo.

¿Por qué el Espíritu Santo movió a Marcos a incluir esta historia en su evangelio? Yo creo que fue para que cada padre desde ese momento en adelante supiera que se puede confiar en Dios para hacer lo imposible por sus hijos. El Señor estaba diciendo: “Puedo restaurar cualquier cosa y a cualquier persona. Si tan sólo crees, todo será posible para ti a través de Mí.”

fuente: http://davidwilkersoninspanish.blogspot.com/2014/07/no-hay-problema-que-el-no-pueda-arreglar.html

Reirse del pecado?

Proverbios 22:6: “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.” TESORO BÍBLICO:
Era la opinión del pastor Rogers que lo más peligroso en la televisión actualmente son los programas de comedia. ¿Sabe lo que están haciendo estos programas? Éstos logran que usted se ría del pecado. De hecho, un escritor de televisión y cine cristiano fue a un taller de productores de televisión. Uno de los principales conferencistas era uno de los más exitosos productores de comedia para televisión. En su discurso, él indicó que para poder tener una producción exitosa comercialmente, los personajes de ésta debían de violar por lo menos tres de los Diez Mandamientos.
¡Qué trágico! Pero qué oportunidad para que los creyentes tomemos una posición en defensa de la verdad y para la gloria de Dios en la industria del cine y de la televisión.

PUNTO DE ACCIÓN:
Ore
Josué 1:7 por aquellos que están en la industria del cine y de la televisión, para que ellos puedan ser fuertes y valientes

ENFRENTANDO EL ESPÍRITU DE BURLA

Eliseo regresó a Bet-el, una sociedad corrupta, con una generación de jóvenes perdidos. Y apenas llegó, se burlaron de él:
“Después subió de allí a Bet-el; y subiendo por el camino, salieron unos muchachos de la ciudad, y se burlaban de él, diciendo: ¡Calvo, sube! ¡calvo, sube! Y mirando él atrás, los vio, y los maldijo en el nombre de Jehová. Y salieron dos osos del monte, y despedazaron de ellos a cuarenta y dos muchachos” (2 Reyes 2:23-24).

¡Que terrible escena! Tú pensarás: “¡Qué cruel que Dios permita que unos muchachos sean atacados por osos”. Pero la palabra “muchacho” aquí, es una mala traducción. En el original hebreo esta palabra significa “hombres jóvenes”.

¿Causó Eliseo sus muertes en una reacción egoísta de ira por haber sido ofendido? No. Este hombre de Dios se movía bajo el poder y la autoridad del Espíritu Santo. El hecho es que estos jóvenes burladores habían cometido un terrible pecado. Déjame explicarlo.

Sin duda, los muchachos habían escuchado sobre el traslado de Elías al cielo. Pero ahora, al provocar a Eliseo con el grito: “Sube, calvo”, ellos estaban ridiculizando la obra del Espíritu. Ellos no aceptaron la verdad sobre la obra santa del espíritu y sus acciones hacía Eliseo eran un acto de burla contra el Espíritu Santo.

Por muchos años Dios fue paciente con la iglesia caída en Bet-el. Multitudes se reunían allí para adorar en un altar acomodado y el Señor enviaba muchos profetas, incluyendo al mismo Elías, para advertir. Pero llegó un tiempo, cuando Dios no toleró más la idolatría y la maldad de la ciudad. Así que declaró juicio, enviando a esta escena malvada un hombre con una doble porción del Espíritu Santo. Eliseo se movía con autoridad en Bet-el, predicando juicio contra sus pecados.

Hoy, demasiados jóvenes ministros se están fiando en los mismos métodos carnales, en los que se fiaba la iglesia caída de Bet-el. Ellos traen a la casa de Dios, la misma música, que fue la que en primer lugar incitó la rebelión y la sensualidad en esta nación. Ellos están haciendo encuestas a una sociedad saturada de pecado para aprender cómo captar incrédulos al local de la iglesia. Y en vez de presentar adoración, tenemos parodias de teatro, fiestas, y conciertos de rock. Están procurando entretener a la juventud, en lugar de confrontar sus pecados y sus vacíos con el simple y puro evangelio. Y la iglesia enfrenta el mismo espíritu de burla que Eliseo enfrentó.

 

“TODO LO puedo en Cristo que me fortalece”

-fil. 4:13- . Muchos se saben este verso de memoria pero para sus vidas no es más que una mentira, Hay puntos importantes que tienes que saber para que este texto sea una realidad:
El apóstol Pablo comienza diciendo; estad firmes en el Señor.
Más adelante dice; no te preocupes por nada más bien regocijaos en el Señor (V. 4)
Buscar a Dios en oración en todo tiempo (v 6)
Leer la biblia y pon en obra lo aprendido (v 9)
Aprender a ser agradecido en todo tiempo no importando tu situación. (v 11)
Muchas veces solamente cuando hay necesidad, dolor, aflicción, mencionamos el texto y creemos que son las palabras mágicas para no seguir sufriendo.
No te engañes Dios no te puede ayudar si no te sometes a Él.
Que tu fuerza sea Él y solo así podrás hacer todas las cosas imposibles.

A. Pérez
programador

EL BILLETE DE VEINTE DÓLARES


Un conferencista bien conocido empezó su seminario sosteniendo un billete de 20 dólares. En un salón de 200 personas, preguntó, “¿A quién le gustaría tener este billete?”Muchas manos se levantaron. Les dijo, “Le voy a dar este billete de $20.00 a uno de ustedes, pero primero, déjenme hacer esto.” Procedió a arrugar el billete.Después preguntó, ¿Quién todavía lo quiere?” Aun muchos levantaron las manos. “Bueno”, respondió, “¿Que tal si hago esto?” Y lo tiró al piso y comenzó a pisotearlo con su zapato. Lo levantó, ahora todo arrugado y sucio. “¿ Ahora, quién lo quiere?” Aun se levantaron las manos.Amigos mío, ya han aprendido una lección de mucho valor. No importa lo que yo haga al dinero, ustedes aun así lo quieren porque eso no disminuyó su valor. Seguían siendo $20.00.Muchas veces en nuestras vidas, somos tirados, arrugados, y aplastados en tierra por las decisiones que hacemos y las circunstancias que vienen en nuestra dirección. Nos sentimos como si no tuviéramos valor. Pero no importa lo que ha pasado o lo que pasará, nunca perderás tu valor en los ojos de Dios. Para El, sucio o limpio, arrugado o doblado, tu sigues siendo de mucho valor para El.Salmos 17:8 dice que Dios nos guardará “como a la niña de sus ojos.”PENSAMIENTO: El valor de nuestras vidas no viene por lo que hacemos o por lo que somos sino por lo QUE EL HA HECHO POR NOSOTROS! Eres especial para El – Nunca se te olvide.  – Emory Ediger

Deja Atras El Pasado, Vive Tu Presente y Cultiva Tu Futuro

http://estereoemanuel.com/wp-content/uploads/2013/05/estacion.jpgSi hay algo difícil de hacer es dejar atrás el pasado, ya que, fueron tiempos en donde cometimos errores, fracasamos o recibimos golpes imborrables por haber tomado malas decisiones. Si vives lamentándote, pensado y hablando del pasado déjame decirte que estas preso del mismo, lo cual se ha convertido en una oposición para que vivas tu presente y cultives tu futuro.

¿Estas atrapado en tu pasado? ¿Sera el dolor de lo que viviste en el pasado más fuerte que el bálsamo que Cristo te da para sanar tu presente y preparar un futuro de gloria a tu favor?
 Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.  Filipenses 3:13-14
Hoy es el día en el cual debes dejar atrás tu pasado, vivir tu presente y cultivar tu futuro. Muchas personas solo viven de victorias, fracasos, decepciones y experiencias pasadas pero muy escasos son los que dejan atrás su pasado para vivir en el presente con la paz, gozo y felicidad que sabe dar Dios a aquellos que aprenden a confiar en Él y así proyectarse a un futuro de bendición.
Déjame decirte que ningún error del pasado tiene el poder para condenarte al fracaso ya que Cristo te ha condenado a la Victoria eterna, y si Cristo lo ha hecho ¿Quién eres tú, quienes son los demás y quien es tu pasado para aprisionarte y robarte lo que Dios predestino para ti?
Nunca podrás vivir feliz en el presente y cultivar un futuro sin antes no abandonas tu pasado.

Olvidando lo que quedó atrás

Hay cosas que pasan en la vida que quisiéramos olvidar para siempre. En muchas ocasiones el pasado nos golpea fuertemente y deseamos con toda el alma, que se borrara de nuestras mentes.

Algunas personas nunca hablan de su pasado y lo lógico y normal es que sus amigos y conocidos quisieran saber quienes eran ellos, de donde eran, quines eran sus familias; en fin, como fue su trayectoria hasta que los conocimos.

El apóstol Pablo escribió a los Filipenses 3:13 diciéndoles, que el proseguir hasta alcanzar la meta y así llegar al hombre perfecto, al cual no había llegado alcanzar todavía y para hacerlo tenía que: “Olvidar ciertamente, lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios, en Cristo Jesús”

El apóstol tenía razón, él no podía apoyarse, ni siquiera recordarse de su vida pasada; él había perseguido la Iglesia, estuvo en la muerte de Esteban y más que eso, tuvo que oír de los labios del mismo Señor estas palabras: “Saulo, Saulo ¿por qué me persigues?”

Hay un dicho popular que dice: “No debemos mirar atrás ni para coger impulso.” Quizás hay pasados brillantes en la vida, pero eso no nos va a dar crédito para el futuro que tenemos que recorrer.

No podemos sentarnos en los laureles pasados; cada día, cada semana, cada mes, y cada año traen nuevos retos, nuevas experiencias, nuevas demandas, etc., etc. Tenemos que apoyarnos en el presente, en la fuerza y el poder de Dios que nos asista ahora, en el momento que estamos viviendo, para ir ganando el futuro.

Tenemos que proyectarnos para alcanzar nuestra meta durante el año. Como el atleta que corre, no podemos mirar atrás porque así nunca alcanzaremos la meta.

La fe y la esperanza que tengamos ahora nos proyectará hacia adelante, digamos entonces: “Si Dios con nosotros, ¿quién contra nosotros?”. Aunque tengamos muchas batallas perdidas en el pasado, todavía no se ha perdido la guerra. La meta todavía no la hemos alcanzado, pero la carrera no ha terminado, ¡Sigamos adelante!

La vida que honra a Dios es la de aquel que lucha contra el mundo, la carne y el diablo y vence en el nombre de Jesús, pues por su sangre derramada nosotros obtendremos la victoria, y la gloria será para Jesús.
Si tu pasado fue bueno, ha llegado el tiempo de enterrarlo para destapar su futuro. Si su pasado fue malo, tiene una razón adicional para enterrarlo y de todos modos encaminar sus pasos hacia el futuro.

Después de todo, puedes decir junto conmigo: -¡Lo mejor viene por delante!-